Compartir

Dejando el alcohol

No estás solo en tu adicción

No estás solo en tu adicción

Cuando escuchas la palabra “alcohólico” ¿qué piensas?

Aquellos que tienen poca experiencia con el abuso de sustancias probablemente pensarán en un borracho viviendo en la calle o durmiendo en un callejón. Es raro que los alcohólicos encajemos en este estereotipo, aunque sí suelen ser los más conocidos. El estigma social que se desarrolla a partir de la imagen de un borracho en un callejón es perjudicial para las personas que estamos en recuperación por dos razones:

  • Nunca es tardeEn primer lugar, si no nos ajustamos a ese estereotipo, es más fácil para nosotros negar nuestro propio problema.
  • Segundo, podemos tener miedo del juicio al que nos veremos sometidos por la sociedad si admitimos que somos alcohólicos y no buscamos la ayuda que necesitamos. Algunos alcohólicos evitan el tratamiento durante años debido a la negación. La aceptación es la única manera de conseguir la aceptación de uno mismo y la de los demás.

Como hacerle frente

1. La adicción es común. No estás solo.

Ser alcohólico no es una anomalía; simplemente usamos comportamientos desadaptativos para hacer frente a los problemas. Los comportamientos desadaptativos son tan comunes que incluso las personas que no luchan con la dependencia del alcohol los utilizan. Millones de personas son bebedores problemáticos; ya sea abusadores de alcohol o dependientes. Millones más son adictos a las drogas duras, los juegos de azar, el trabajo, la comida, los videojuegos, el ejercicio,etc.

2. Relacionate con otros que busquen la sobriedad.

No todos juzgarán al alcohólico tan duramente, especialmente aquellos que han experimentado una lucha similar. Conectarse con otros en la recuperación es una buena manera de encontrar apoyo. Podemos obtener mucha paciencia y comprensión de otros que están pasando por lo mismo que nosotros. Ayudar a otros con el mismo problema también puede hacer que te sientas mejor acerca de ti mismo y más seguro de su situación.

Asegúrate de esperar a estar lo suficientemente seguro en tu propia sobriedad antes de empezar a ayudar a los demás.

3. Replanteate tus pensamientos.

Los alcohólicos solemos tener emociones negativas sobre nosotros mismos. En lugar de ello, trata de replantear tus pensamientos para verte como una persona en recuperación, y saber que estás haciendo lo mejor que puedes para salir de ello. Esto puede ser complicado al principio, y llevará tiempo, pero es posible. Un buen manera de comenzar es con afirmaciones diarias positivas.

Trata de mirar al espejo y decir “me amo y me acepto a mí mismo”. Incluso si no lo crees, llegarás a creerlo con el tiempo. Además, trata de encontrar un atributo físico y un atributo emocional que te guste de ti mismo. Explica en voz alta por qué te gustan esas cosas. Continúa hablando positivamente y sobre ti mismo tan a menudo como puedas.



4. Eres más que tu adicción.

Eres un artista, una madre, un abogado, un marido, un amigo de apoyo,… eres una persona. El ser adicto no te define, es una característica más. Puedes luchar contra tu dependencia al alcohol pero eso te define como persona. Ahora que te estás enfrentando al problema, piensa en quién es y cómo es la persona que quieres ser fuera de la adicción.

5. Comparte tu historia con amigos, familiares, e incluso con extraños.

Los estereotipos provienen de una falta de comprensión. Compartir con otros que estás haciéndolo lo mejor que sabes para superar tu adicción puede ayudar a disminuir el estigma del abuso del alcohol y cambiar la realidad alejados de los típicos de clichés y de estereotipos. Por otra parte, tu historia puede inspirar a alguien a hacer frente a su propia adicción y que comience el viaje hacia la recuperación.

Si quieres empezar compartiendo tu historia con nosotros puedes dejar un comentario más abajo. Sería una manera estupenda de empezar.

Si lo prefieres puedes ponerte en contacto conmigo a través de la página de contacto. Ahí encontrarás todas las redes sociales donde estoy presente además de un formulario. Por favor, si crees que puedo ayudarte no dejes de escribirme.

Compartir

Deja un comentario

Para preservar tu anonimato, puedes dejar en blanco los campos que desees. Tu dirección de correo electrónico no se hará pública en ningún caso. El comentario aparecerá publicado una vez sea aprobado por un moderador.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Register